mm

Blog Fuente Chocolate

Entra en fuente chocolate Punto Escena y comenta todas las noticias haciendo click en me gusta.

Historia del Chocolate
 

Sus orígenes y producción

La localidad de la selva tropical centroamericana de Valle Ulua, se cree que es la cuna del chocolate y se calcula que fue hace aproximadamente 3.100 años que se empezó a consumir por los humanos, siendo considerada posteriormente en la civilización azteca y maya como bebida y deleite de dioses. Hoy en día ha pasado a ser considerado, tras numerosas investigaciones, como una indudable fuente de salud, sin olvidar su delicioso sabor para el paladar.

Hecho anecdótico del uso del cacao, fue su utilización como moneda de cambio. Por ejemplo, según los historiadores, un esclavo se cotizaba en unas cien almendras de cacao.

El cultivo del cacao se ha extendido en una franja que abarca desde la zona ecuatorial de América hasta el Sudeste Asiático, incluyendo a África. Sólo este continente produce el 70% de la producción mundial y Costa de Marfil el 43% de todo el cacao del mundo.

Bebida energética y fuente de salud

Está demostrado que el chocolate negro contribuye a restablecer y cuidar la salud, reduce la tensión arterial, equilibra el ánimo y muchos más efectos beneficiosos, sin olvidar que debe ser consumido en cantidades pequeñas y en su versión más amarga.

Pero el cacao era más valorado por su sabor y, sobre todo, por su acción estimulante. Historiadores de renombre aseguran que Hernán Cortés dijo a Carlos V que "una taza de esa bebida indígena bastaba para sostener las fuerzas de un soldado durante todo el día de marcha".

El chocolate se conseguía moliendo las almendras de cacao previamente tostadas, añadiendo agua a esta pasta y calentándose posteriormente la mezcla.

Fuimos los españoles los que nos trajimos el cacao de América, a principios del siglo XVI. Allí se realizaron diferentes versiones de la bebida, siendo una de ellas utilizada como brebaje medicinal.

Para la revista Journal of the American Medical Association, la acción principal está en el efecto antioxidante de los polifenoles del cacao. Asimismo, se asegura que ingerir diariamente dosis mínimas de chocolate amargo tiene el mismo efecto que la aspirina en lo referente a la coagulación de la sangre, disminuyendo, consecuentemente, los posibles riesgos de bloqueo arterial.

Repasando sus componente químicos, se puede afirmar que sus glúcidos, son otra de las virtudes del chocolate por su acción vigorizante. Asimismo, su contenido en teobromina, estimulante del sistema nervioso central, ayuda en el esfuerzo físico y fortalece el movimiento cardíaco. La serotonina, antidepresivo, estimula el ánimo, la cafeína, también presente en el chocolate negro, favorece la actividad intelectual y retarda la fatiga mental. El phenyl-ethylamine posee propiedades estimulantes para el cerebro.

Comprobado: el chocolate provoca placer al que lo consume, es más, como antes se ha dicho, con efectos saludables. Les invitamos a leer nuestro blog donde se detallan, una por una las diferentes investigaciones donde se pone en evidencia, que repercute para una gran funcionalidad orgánica.

Presente en el mundo de la belleza y la moda

Curiosamente el chocolate, desde sus inicios, se ha utilizado y aprovechado en usos poco convencionales. Alfred Hitchcock lo licuó, para su famosa película "Psicosis", y representar la sangre. Otro artista que lo utilizó, el pintor Jeff Shepherd, en sus cuadros comestibles, chocolate blanco y negro.

Igualmente les habrá sorprendido en alguna pasarela ver desfilar modelos con vestidos diseñados y confeccionados con chocolate. En el "Chocolate show" de Nueva York, se pudo ver un diseño de traje de novia confeccionado con chocolate blanco.

En el mundo de la estética, el maridaje chocolate-belleza está ampliamente demostrado. Líneas cosméticas con jabones elaborados con manteca de cacao, para combatir la celulitis y cremas elaboradas que hidratan y nutren la piel, dejándola tersa y suave. Y si uno no resulta satisfecho, siempre le quedará un hidratante baño de chocolate seguido de un masaje relajante con el mismo producto: chocolaterapia

Lo cierto es que ha ganado terreno y valor, y hoy día ciudades del mundo, como Nueva York, París, Madrid, Moscú, Tokio, Pekín, Shangai, celebran anualmente su culto en el salón del chocolate. Los numerosos amantes del chocolate disfrutan en estas exhibiciones, viendo las innumerables y diferentes maneras en las que se puede presentar y experimentar este producto, como son las tabletas de chocolate con oro comestible, figuras de chocolate representando diferentes posturas del Kamasutra o bombones con especias.

Pero lo que nos atrevemos a afirmar es, que lo que resulta más novedoso y sorprendente en el dulce mundo del chocolate, lo representan las vistosas y elegantes fuentes de chocolate.